Biología del encuentro

Cuando comprendemos y entendemos esto, nuestra vida toma otro sentido…

Estar despierto significa observar nuestro entorno.

Si examinamos, por ejemplo, la composición del agua, descubrimos que está formada por dos átomos de hidrógeno y uno de oxígeno. Se trata de un compuesto químico inorgánico esencial en la vida de los seres vivos, que sirve de medio para el metabolismo de las biomoléculas.

Se encuentra en sus tres estados: líquido, sólido y vaporoso. Y su existencia no sería posible sin la unión de estos tres átomos en determinadas condiciones. Es decir que, gracias a la suma de estos elementos, se produce una sinergia que da lugar al nacimiento de un tercero.

Una vez más, la naturaleza nos brinda una enseñanza que, si trasladamos a nuestro ámbito personal, manifiesta que lo esencial es comprender quiénes somos y qué estamos haciendo aquí. Pero principalmente, reafirma que, ante todo, somos una unidad, la biología del encuentro.

En el vídeo que comparto, el Dr. Mario Alonso Puig realiza un recorrido desde la comprensión para explicar que solo el amor consigue ese verdadero encuentro entre la razón y el alma. Y cuando esta sinergia se genera, surge la energía que reduce esa distancia que nos separa para permitirnos reconocer que, si bien somos distintos unos de otros, juntos formamos una unidad. Solo basta con mirar el entorno detenidamente, con consciencia, para entender que cada uno de nosotros es único, pero que nos necesitamos para terminar la obra maestra de Dios.

Article Number: 3319
Read. 1147 Time.
Rate this article.
Thank you for your vote.

This article was written by:

Rosa Diver Irasuzte Roso

Contact Me.

  • Email
View More. Close.

article.Autor.author_review

Other articles written by this Author.