LA REAL VENTA DE ANTEQUERA

LA REAL VENTA DE ANTEQUERA

Hoy os he traído al popular barrio de Bellavista para mostraros un complejo de edificios de estilo regionalistas referencia del mundo taurino y cultural del primer tercio del siglo XX. Se trata de un enclave con una especial significación para la ciudad, en base al papel que ha venido desarrollando a lo largo de gran parte del siglo XX respecto al mundo del toreo y la Feria de Abril
Se asienta sobre el extremo norte del cerro que ocupa y da nombre a Bellavista, entre las Avenidas de Bellavista y la de Jerez. Desde comienzos del siglo XX sirvió como punto de confluencia de personas ligadas al mundo del toro y como aposento de los astados antes de su lidia en la Maestranza.
Fue Carlos Antequera, mozo de espada del torero D. Antonio Fuente que cuando se retiró y tras poseer una bodeguita frente a la Catedral de Sevilla, consigue reunir el dinero suficiente para comprar los terrenos donde construir la primera Venta de Antequera. Esta se encontraba en Guadaira, cerca del Campo del Betis y donde los tranvías daban la vuelta. Esta primera venta de Antequera fue inaugurada en 1916, siendo allí un lugar de descanso viajero que venía a Sevilla.
En 1927 se le empieza a relacionar con el mundo del taurino y ferial. Se convierte en fonda de toreros y ganaderos y cobijo del ganado antes de la faena en La Maestranza. El sábado de Gloria ya asomaban por allí cientos de curiosos y aficionados con el objeto de ver a los astados que el día antes habían llegado hasta el lugar. Pero no solo fue referencia taurina, sino que también juega un papel importante en el campo cultural de la ciudad. Fue en la Venta de Antequera donde tiene lugar una reunión de los Poetas de la Generación del 27, para rendir homenaje a D. Luis de Góngora, encabezaba dicha reunión el torero Ignacio Sánchez Mejías.

La actual venta de Antequera nace de un nuevo proyecto más ambicioso llevado a cabo por el heredero de Carlos Antequera y a las puertas de la Exposición Iberoamericana del 1929. Para su construcción consiguió involucrar a bodoqueros de Jerez para que construyeran sus pabellones anuncios alrededor de lo que sería los corrales. Cada bodeguero hizo su pabellón a su estilo, los pabellones construidos fueron los de las bodegas González Byass, Domecq, Osborne, Marqués de Mérito, Garvey Sánchez Romero y Agustín Blázquez. Las obras se dilataron entre los años 1927 y 1929 y en acabados con elementos propios del movimiento regionalista de la fecha y una abundante representación cerámica, obras en su mayoría de Enrique Orce
  En 1930 tuvieron la visita inesperada de Don Alfonso XIII y quedó tan encantado en su visita que como consecuencia otorgó el título de Real a la Venta de Antequera. Tras la muestra y tras la Guerra Civil, el complejo siguió orientándose a la tauromaquia y al ocio. Tanto fue así que en 1962 Felipe Medina Benjumea construyó una plaza de toros para becerradas. Hoy, tras varios años en declive y abandono, se está trabajando para que la identidad de la Real Venta de Antequera sea la referencia de aquellos años en el mundo cultural y taurino, además de ofrecer un completo servicio para todo tipo de Celebraciones.
LA REAL VENTA DE ANTEQUERA
Article Number: 21277
Read. 539 Time.
Rate this article.
Thank you for your vote.

This article was written by:

Roberto Exposito Vierna

Contact Me.

  • Email
View More. Close.

article.Autor.author_review

Other articles written by this Author.