LO DEL AÑO VIEJO 2019-2020

Poema: LO DEL AÑO VIEJO; 2019-2020

 

Para algunos el 2019, solo es el año viejo,

Para mí, es Dios mostrándome amor añejo;

El 2019 nunca más volverá a mostrarse físicamente,

Pero nos deja el coronavirus en las superficies y en el ambiente.

 

Muchas veces nos quejamos de mucho polvo y de calor,

Y otras veces por el lodo y mucha lluvia, no es así doña Flor;

Y nos afanamos solo por lo material, y eso es pasajero,

Se nos olvida agradecer por la vida, aire, comida y el sombrero.

 

Cuando no tenías dinero ni trabajo, le prometiste a Dios serle fiel,

Hasta ibas a los ayunos, a la oración ya tu pastor traías miel;

Solo conseguiste trabajo o negocio y te fuiste de la iglesia alejando,

Dejaste a Dios, no hay biblia, culto y ya no se te ve evangelizando.

 

Y qué decir de los hermanos y líderes que quisieron zafar bulto,

Por quitar su mirada del amor verdadero o por el pecado oculto;

Con Dios no valen las excusas mi hermano, Dios dice vivo estás,

Para que me sirvas con amor y voluntad; ¿por qué te sientas atrás?

 

A ti te hablo hoy dice el Señor, que apareces solo cuando hay dinero,

Reprende ya el espíritu de Balaam, la avaricia te llevará al bracero;

Por qué no confías en mí, solo te pido un día a la semana dice el Señor,

Cierra tu negocio y vente luego a mi casa de oración, será encantador.

 

Por qué esperas de la gente algo diferente por tu trabajo y servicio,

Si el dueño de la obra y de la mies soy Yo, se te olvidó mi sacrificio;

Además la perfección solo la encontrarás en mí, no en tu hermano,

Cobra ánimo hijo/a mío, perdona, ama y al que no te quiere da la mano.


Te crees inteligente no comprometiéndote ni aceptando cargos,

Por qué te enojas, cuando vea a otro descansando, también hay largos;

Se te olvidó Apocalipsis 22:12, que la recompensa es individual,

Todo lo que hagas, hazlo como para mí; Yo pago muy bien tu jornal.

LO DEL AÑO VIEJO 2019-2020

Tú, que en este año me prometiste buscar y someterte a mi señorío,

Vivir esa vida en santidad que tanto me agrada, y dejar el chismecillo;

Le dedicas excesivo tiempo a tu celular y también al televisor,

Me tienes solo con tu Salvador, pero en tu corazón Yo, no soy tu Señor.

 

Mujer que le quitaste la autoridad a tu marido como cabeza del hogar,

Por esa rebeldía y orgullo, no te puede bendecir, no te vayas a ahogar;

Recuerda a Vasti, Atalía y a Jezabel, que nos narra la historia,

Por desobedientes no terminaron bien, hoy te refresco tu memoria.

 

Las Sagradas Escrituras hablan de 5 insensatas y 5 mujeres prudentes,

Mantuvieron aceite en sus vasijas y lámparas, esto es sorprendente;

Porque la mujer sabia edifica su casa, pero la necia es destructora,

Acompaña a tu marido mujer y se ayuda idónea para él y también ora.

 

Esto va para el predicador que dice una cosa en el púlpito,

Solo está sirviendo de puente, conviértete de una vez don Agapito;

Porque en tu casa, trabajo, negocio y estudio, no pareces cristiano,

Tienes actitudes peor que un incrédulo y dices ser hermano.

 

Te crees inteligente no comprometiéndote ni aceptando cargos,

Por qué te enojas, cuando vea a otro descansando, también hay largos;

Se te olvidó Apocalipsis 22:12, que la recompensa es individual,

Todo lo que hagas, hazlo como para mí; Yo pago muy bien tu jornal.

 


Tú, que en este año me prometiste buscar y someterte a mi señorío,

Vivir esa vida en santidad que tanto me agrada, y dejar el chismecillo;

Le dedicas excesivo tiempo a tu celular y también al televisor,

Me tienes solo con tu Salvador, pero en tu corazón Yo, no soy tu Señor.

 

Mujer que le quitaste la autoridad a tu marido como cabeza del hogar,

Por esa rebeldía y orgullo, no te puede bendecir, no te vayas a ahogar;

Recuerda a Vasti, Atalía y a Jezabel, que nos narra la historia,

Por desobedientes no terminaron bien, hoy te refresco tu memoria.

 

Las Sagradas Escrituras hablan de 5 insensatas y 5 mujeres prudentes,

Mantuvieron aceite en sus vasijas y lámparas, esto es sorprendente;

Porque la mujer sabia edifica su casa, pero la necia es destructora,

Acompaña a tu marido mujer y se ayuda idónea para él y también ora.

 

Esto va para el predicador que dice una cosa en el púlpito,

Solo está sirviendo de puente, conviértete de una vez don Agapito;

Porque en tu casa, trabajo, negocio y estudio, no pareces cristiano,

Tienes actitudes peor que un incrédulo y dices ser hermano.

 

Todos estamos preocupados por la situación de la pandemia,

Pero, ¡como que solo nos preocupa la comida, dinero y la academia!

¿Y nuestra alma, nuestro espíritu y con Dios nuestra relación?

Cerraron templos, no a la Iglesia, que tiene a Jesús en su corazón.

 

Hay que seguir las indicaciones de las autoridades sanitarias,

Higiene de manos, cubre bocas, distanciamiento Señor Arias;

Pero si Jehová, no cuida la ciudad, en vano vela la guardia,

Nuestra confianza debe estar solo en Dios, él es nuestra vanguardia.


Si esta palabra te ha confrontado con la vida que llevas ahora,

No te enojes conmigo, soy el poeta que Dios ha usado porque ora;

He declamado en el 2019, porque es la forma que Dios me ha dado,

De transmitir su mensaje, Cristo de ama, y siempre te ha amado.


Autor: Dr. E. Melby Valdéz O.

Article Number: 1404
Read. 10 Time.
Rate this article.
Thank you for your vote.

This article was written by:

Emerson Valdez

Contact Me.

  • Email
  • Email
View More. Close.

article.Autor.author_review

Other articles written by this Author.