La relación de Abdu’l-Bahá con su padre, Bahá’u’lláh

La relación de Abdu’l-Bahá con su padre, Bahá’u’lláh

Las opiniones y puntos de vista expresados en este artículo pertenecen al autor únicamente, y no necesariamente reflejan la opinión de BahaiTeachings.org o de alguna institución de la Fe Bahá'í.

¿Interesado en otros temas?

Tenemos algo para todos Justicia Servicio Vida Espiritualidad Noticias Religión Ciencia Cultura HistoriaBUSCAR No te pierdas ningún artículoRegístrate a nuestro boletín para recibir nuestro contenido más reciente Regístrate

En un mundo en el que la gente se enorgullece de su posición, su riqueza y su distinción por encima de los demás, ¿cómo podemos superar nuestro interés personal y nuestro egoísmo para convertirnos en verdaderos servidores de la humanidad?

No podemos llegar a ser como Abdu'l-Bahá, una de las figuras centrales de la fe bahá'í, pero podemos aprender de su vida, su sabiduría y sus múltiples historias sobre su genuina compasión y su amorosa servidumbre a los pobres y a quienes padecían dificultades.

RELACIONADO: ¿Quién es Abdul-Bahá y por qué es importante su estación?

En el artículo anterior, discutí el significado de la estación de Abdu'l-Bahá. Aquí me gustaría centrarme en la relación personal entre Abdu'l-Bahá y Bahá'u'lláh, el Profeta-Fundador de la fe bahá'í. Abdu'l-Bahá no solo era el mayor, sino también el hijo sin par de Bahá'u'lláh, a quien Bahá'u'lláh quería mucho. Llamaba a Abdu'l-Bahá "Maestro" incluso cuando era muy joven, una expresión que reflejaba el afecto y el respeto de Bahá'u'lláh al honrar a Abdu'l-Bahá con ese título.

Fue designado por Bahá'u'lláh como el Centro de Su Alianza lo cual constituye una institución única y sin precedentes en la historia de las religiones del mundo. Protege y evita que las enseñanzas y los escritos de la Fe sean malinterpretados por otros, lo que siempre ha sido una causa importante de malentendidos de las palabras de Dios. Como resultado, ha habido confusiones, divisiones y desunión entre los creyentes de varias religiones.

La reverencia y humildad de Abdu'l-Bahá hacia Bahá'u'lláh estaban más allá de las palabras y de su íntima relación de padre e hijo. De hecho, la actitud de los hijos fieles de Bahá'u'lláh hacia su Padre no era una relación ordinaria. Adib Taherzadeh escribió en "La Alianza de Bahá'u'lláh" que:

"...la posición de Bahá'u'lláh como Manifestación de Dios eclipsó completamente Su posición como padre físico. 'Abdu'l-Bahá, la Hoja Más Sagrada y la Rama Más Pura consideraban a Bahá'u'lláh no solo como su padre, sino como su Señor, porque habían reconocido verdaderamente Su estación, actuaron en todo momento como los más humildes servidores en Su umbral. 'Abdu'l-Bahá siempre entraba en la presencia de Bahá'u'lláh con una humildad y reverencia tan genuinas que nadie entre Sus seguidores podía expresar el espíritu de humildad y total abnegación como Él. La humildad de 'Abdu'l-Bahá cuando se inclinaba ante Su Padre, o se postraba a Sus pies, demostraba la relación única que existía entre este Padre y Sus hijos e hija fieles".      

Este espíritu de absoluta humildad y abajamiento era una cualidad inherente de Abdu'l-Bahá hacia Bahá'u'lláh. Cuando Abdu'l-Bahá era un niño en Bagdad, Bahá'u'lláh le dio a entender Su propia Estación como Manifestación de Dios. Abdu'l-Bahá, al oír esto, reconoció instantáneamente la verdad de la misión de Bahá'u'lláh y, como escribió Taherzadeh, "se postró a sus pies y, con humildad y seriedad, rogó a Bahá'u'lláh que le concediera el privilegio de entregar su vida en su camino".          

Juliet Thompson, que conoció a Abdu'l-Bahá, comentó ese momento fatídico de la vida de Abdu'l-Bahá en Bagdad en su libro "Abdu'l-Bahá, el Centro de la Alianza". Ella escribió: "El sacrificio, al menos de la vida, fue aceptado y prolongado durante cincuenta y seis años en la prisión y el exilio". Mientras que Bahá'u'lláh le llamaba el "Maestro", una marca de honor otorgada solo a Abdu'l-Bahá entre toda la familia, el Maestro eligió ser un siervo, un anhelo expresado en su nombre elegido "Abdu'l-Bahá". La respuesta de Bahá'u'lláh a la absoluta humildad y abnegación de Abdu'l-Bahá fue una efusión de amorosa admiración y cariño por la que ensalzó la posición de Abdu'l-Bahá. Tal expresión de amor genuino por el Maestro no sentó bien a algunos miembros de la Sagrada Familia, especialmente al hermanastro de Abdu'l-Bahá, Mirza-Muhammad Ali, y a su madre, Mahd-i-Ulya, quienes estaban extremadamente celosos de Abdu'l-Bahá.

 
La relación de Abdu’l-Bahá con su padre, Bahá’u’lláh
Article Number: 26706
Read. 365 Time.
Rate this article.
Thank you for your vote.

This article was written by:

Roberto Exposito Vierna

Contact Me.

  • Email
View More. Close.

article.Autor.author_review

Other articles written by this Author.